Otro año más, y ya van cuatro…