CRÓNICA I Primera jornada de liga en la que hubo de todo