El futuro del basket aragonés pone su firma en las primeras jornadas del torneo de Cuarte