¡Mil gracias a todo el Basket Aragonés!