CRÓNICA I Llegamos al ecuador del mes de Febrero con buenas sensaciones