CRÓNICA I Buen baloncesto en un fin de semana donde los pequeños marcan el paso