Cadete B 
17 diciembre, 2016, 11:00
Stadium Casablanca
47 - 39
CB Cuarte de Huerva
Visitante
Cadete Masculino 16-17

Crónica del Partido

Visitamos a un equipo impresionante. A priori era un partido para marcar objetivos particulares, pero no disputar el resultado en ningún momento.

Las primeras impresiones en el calentamiento lo corroboran, una plantilla espectacular, físicamente superior a nosotros, técnicamente jugadores hechos, se los ve con un manejo de balón de calidad, gestos bien definidos… y al girar la cabeza y mirar al otro campo, estamos nosotros con nuestras camisetas negras, algunos con petos de entrenar, otros con mangas… y con nuestra técnica en progreso.
Pero saltamos al campo y las expectativas se esfuman como llevadas por el cierzo. El partido comienza con una serie de despropósitos de ambos equipos, ellos nos plantan una defensa 3-2 que mantendrán los 40 minutos y no encontramos la forma de atacarla inicialmente, y nosotros salimos tan desorganizados pero tan intensos que los inducimos a error de forma espontánea.

Poco a poco se calman las cosas y empezamos a jugar más ordenados, la defensa está en su sitio, y a pesar de no conseguir encontrar apenas huecos en su 3-2, sí vamos anotando de contraataque, gracias al buen trabajo de todo el equipo y a la enorme intensidad puesta en juego.

En general llevamos el ritmo (que no el control) del partido, pero su poderoso rebote ofensivo nos hace mucho daño y permite que no se descuelguen en el marcador. El partido se instala en un toma y daca con un Cuarte que lleva la iniciativa, y un Stadium que se mantiene ahí, y que, alborotado por la presión defensiva visitante, encuentra en el rebote ofensivo su mejor arma. Se ven canastas hermosas con buena circulación de balón, y otros momentos no tan brillantes, pero en ningún momento baja la intensidad, y ambos equipos dan todo lo que tienen.

Así nos mantenemos un punto arriba, un punto abajo hasta el minuto 35, donde a Cuarte se le acaba la gasolina. Al acudir con dos bajas al partido, aparentemente no debería ser tanto problema, pero ante un partido de tamaña intensidad y trabajo… empezamos a llegar un instante tarde, a encadenar errores, a perder algún balón fácil… y se da un resultado engañoso, ya que en realidad estuvimos muy cerca de llevarnos el partido.

Quiero felicitar a todo el equipo por lo realizado ayer. Hay derrotas que saben a victoria, y hay algunas que saben a gran victoria… ésta es un éxito absoluto de un equipo que no para de crecer. Esperemos no dormirnos en los laureles en Navidades y volver a comernos la pista a la vuelta de vacaciones.

¡Hasta entonces!